Construyamos La Paz

La paz no solamente “sucede” la paz "se construye”.
 
El trabajo por la paz busca evitar la violencia pero no se reduce a ella, sino  que busca crear estructuras que contribuyan a una paz justa y sustentable. Construir dicha paz requiere que las y los diversos actores, así como las diversas acciones, sean coordinados en un marco articulador con una aproximación integrada e interdisciplinaria, para construir una paz justa y sustentable.   La paz se hace, hemos de aprender cómo hacerla y mantenerla en una sociedad tan convulsionada como la nuestra. Desde las familias, las escuelas, las empresas, los grupos, el gobierno, todas y todos construimos (o destruimos en su caso) a la paz.  La construcción estratégica de paz no evade conflictos ni ignora formas estructurales de violencia e injusticia.
“La paz es el proceso de realización de la justicia en los distintos niveles de las relaciones humanas. Este proceso hace que afloren los conflictos, se afronten y se resuelvan de una forma no violenta. El fin de la paz es lograr la armonía de la persona consigo misma, con la naturaleza y con las demás personas.”
 
“Construyamos la Paz”:
 
El objetivo es reducir los altos índices de violencia contra la mujer, mediante la promoción de un cambio cultural que garantice el respeto hacia los derechos humanos de las Mujeres, democratice a las familias, y brinde alternativas de solucionar los conflictos sin violencia.
 
I. Los valores que sustentan la construcción estratégica de la paz son:
 
Valora la calidad y sustentabilidad de la vida.  Busca crear sociedades que afirman la dignidad humana a través de la satisfacción de las necesidades humanas y la protección de los derechos humanos desde un enfoque de igualdad de género..
 
  • Necesidades materiales y derechos. Alimentación, acceso al agua, vivienda, servicios de salud, en una protección de los derechos económicos a través de la justicia distributiva.
  • Necesidades sociales y derecho, incluyendo un sentido de dignidad, de pertenencia en las relaciones, de seguridad,  de participación, de capacidad de influencia en las decisiones de la propia vida y comunidad. Existencia de estructuras democráticas, vigencia del estado de derechos, programas de justicia social de empoderamiento y educación que posibiliten la comprensión de lo social.
  • Necesidades culturales y derechos, incluye la habilidad de darle significado a la vida personal y comunitaria.
  • Incrementar las opciones de convivencia no violentas, con igualdad de género y pleno respeto a los derechos humanos.

Continuar Leyendo